EL SECTOR DEL FITNESS EN ESPAÑA: UNA INDUSTRIA CON GRANDES OPORTUNIDADES DE CRECIMIENTO E INNOVACIÓN

Adoptar hábitos de consumo cada vez más saludables es una tendencia que, con creciente intensidad, se está imponiendo en la sociedad española actual. Esta predisposición a asumir estilos de vida sanos se enmarca, a su vez, en un contexto de profundos cambios demográficos, entre los que destaca el incremento de la esperanza de vida de los españoles. De esta manera, los cambios en la pirámide poblacional y al auge de la aceleración digital que están asumiendo un creciente número de empresas, conllevan que la práctica totalidad del tejido industrial español y, en concreto, el sector del fitness, se enfrente a un escenario de grandes cambios y desafíos. 

Ante este contexto, la industria del deporte en España que, tradicionalmente, se ha caracterizado por su elevado grado de atomización, deberá evolucionar a través de operaciones corporativas y conseguir empresas de mayor tamaño con el objetivo de alcanzar la consolidación del sector. De este modo, con el objetivo de conseguir mayor solidez y maduración, la creación, mediante operaciones corporativas, de nuevos actores de gran tamaño será clave para que los operadores domésticos ganen en competitividad en un mercado cada vez más global. Al respecto, para los operadores nacionales será una condición sine quan non reforzar sus inversiones en innovación, marketing y, sobre todo, apostar por desarrollar fórmulas que faciliten su internacionalización.

Es una realidad manifiesta el gran atractivo que el mercado español presenta para los diversos operadores internacionales y, en concreto, destaca el creciente interés que la industria española del fitness está despertando en las enseñas globales que ven en el sector un elevado potencial de crecimiento. Al respecto, serán las firmas de inversión de capital privado las que jueguen un papel destacado en este proceso de consolidación de la industria, lo que a su vez contribuirá a intensificar la actual tendencia del sector enfocada hacia la concentración.

La implantación de nuevas firmas en la industria española del deporte, favorecerá que el sector madure consolidándose en 2020. De forma correlativa, la entrada de nuevos operadores contribuirá a su sofisticación. En este sentido, será la adhesión al sector de nuevos segmentos de la población que, de forma recurrente no practican actividades deportivas, lo que permitirá una mayor especialización de los operadores mediante la explotación de nuevos nichos de mercado que, consecuentemente, conllevará mejorar sus umbrales de rentabilidad.

No obstante, la llegada de nuevos operadores internacionales derivará, de forma natural, en un incremento de la competencia en la que el tamaño y la especialidad serán los factores clave para conseguir diferenciarse y posicionarse. Centros de alta especialización, servicios de entrenamiento personal, la práctica de nuevas disciplinas, aperturas durante las 24 horas y conceptos de pago por uso (pay per use) son las nuevas fórmulas que un elevado número de operadores nacionales ya implementan en sus centros con el objetivo de distinguirse del gimnasio tradicional de proximidad.

Ante el reto de la diferenciación, otro aspecto clave será atender a las necesidades de aquellos colectivos de la población que no forman parte del target habitual de la industria fitness. Ejemplo de ello es la población mayor de 60 años que conforman la conocida silver economy, es decir, la economía de la tercera edad. Las personas comprendidas en este tramo de edad representan un segmento importante en el consumo de la economía, siendo de gran relevancia para el mercado español y, en concreto, para el sector del fitness, puesto que en 2050 se espera que España sea uno de los países del mundo con más personas por encima de los 65 años.

De esta manera, la industria fitness se sitúa como uno de los sectores económicos con mayor potencial de evolución en España. En esta industria de marcado carácter trasversal, en la que convergen negocios de todos los ámbitos, presenta grandes oportunidades de crecimiento en el que la innovación y, en concreto, la internacionalización de los operadores nacionales será fundamental.  

Leer el informe sobre el mercado del fitness en España en 2020