• Fiscalidad internacional

Fiscalidad internacional

La globalización de la economía ha cambiado la forma en la que las compañías llevan a cabo sus negocios, generando tanto nuevas fuentes de ingresos como retos. Algunos de estos retos están directamente relacionados con la correcta gestión de la función fiscal. Las compañías con presencia en diversos países o jurisdicciones deben observar la normativa aplicable en los territorios en los que generan ingresos; controlar el impacto fiscal sobre la cuenta de resultados; y gestionar sus obligaciones formales en aras de operar con éxito a nivel internacional. Estas cuestiones adquieren especial relevancia para compañías en desarrollo, start-ups o scale-ups, o aquellas otras que están dando sus primeros pasos hacia la internacionalización.

La fiscalidad internacional es un área muy cambiante, con reglas complejas procedentes tanto de organismos nacionales, regionales y supracionales como de acuerdos bilaterales o multilaterales. Este compendio de normas requiere de un análisis de conjunto, pero con un enfoque local. Nuestros equipos de expertos, en colaboración con nuestros colaboradores de la red BDO ubicados en 167 países en todo el mundo, están a su disposición para asistirle en la difícil tarea de planificar adecuadamente la internalización de su negocio ya sea en relación con

  • el establecimiento una estrategia fiscal,
  • la revisión y optimización de su estructura societaria,
  • la realización de ventas y prestaciones de servicios transfronterizas,
  • la estructuración de inversiones,
  • entender complejidades y figuras tributarias extranjeras,
  • cumplir con las exigencias formales allá dónde decida operar.

Desde el principio aplicamos una visión de conjunto a los proyectos con la finalidad de informarle adecuadamente, y que pueda tener cubiertos todos los aspectos de relevancia ya sean de índole fiscal, societaria, laboral, contable o financiera, entre otros."