• GLOBAL RISK LANDSCAPE 2017
Informes:

GLOBAL RISK LANDSCAPE 2017

13-06-2017


El 72% de los líderes empresariales globales están experimentando los efectos derivados de un mundo en el que admiten que los riesgos son mayores, según el informe Global Risk Landscape de BDO.

El informe asegura que más de siete de cada 10 de los líderes de empresas globales considera que vivimos en un mundo con mayores riesgos, y perciben las consecuencias crecientes de  regulación de los diferentes sectores, la tecnología punta, la rápida digitalización (influencias disruptivas) y aspectos geopolíticos.

El informe Global Risk Landscape de BDO recoge las respuestas de 500 altos directivos, líderes, consejeros y miembros de comités de auditoría de los sectores más relevantes en 55 países de Europa, Oriente Medio, África, Asia y América, sobre cuáles consideran que son y serán los principales riesgos para sus negocios.

Gobierno corporativo

Nueve años después del punto álgido de la crisis financiera global, parece que los líderes empresariales siguen profundamente preocupados por su capacidad para adaptarse a unas presiones cada vez mayores en materia de cumplimiento normativo. En un momento en el que los reguladores están abordando cuestiones como las ventas abusivas y los comportamientos y conductas inapropiadas de las compañías de servicios financieros, el 85% de los líderes en este sector identifican los riesgos regulatorios como el riesgo más importante para el que sus empresas no están preparadas.

La resiliencia o capacidad de adaptación de las empresas cada vez cobra más importancia en la agenda de los altos directivos empresariales, y con los nuevos códigos de gobierno corporativo, cada vez más exigentes en términos de gestión de riesgos, se extiende el reconocimiento de que la responsabilidad final en la gestión de riesgos proviene de la alta dirección.

Influencias disruptivas

Como casi todos los riesgos, los cambios tecnológicos son una oportunidad o una amenaza en función de si la organización es capaz aplicar dichos cambios a los nuevos los métodos de producción, regulación y distribución. El 88% de los CEOs que participaron en el estudio de BDO manifiestan una sensación de incertidumbre y consideran que la innovación y la capacidad de adoptar la transformación tecnológica son las dos áreas para las que sus negocios están menos preparados.  

Geopolítica

Según el informe, el 78% de los líderes empresariales europeos y el 75% de los americanos consideran que los riesgos geopolíticos, con especial atención al Brexit y a la elección de Donald Trump, afectarán a sus negocios. De estos porcentajes, destaca que más del 79% de los empresarios americanos son pesimistas en cuanto al impacto de estos riesgos, frente al 73% de los europeos que consideran que el impacto será negativo. En términos generales, los dirigentes empresariales mundiales perciben de manera más negativa la elección de Trump que el proceso del Brexit.

Para Enric Doménech, socio responsable del área de Risk Advisory de BDO en España, “el estudio señala que la alta dirección empresarial mundial percibe menos riesgos pero más importantes y con efectos mucho más globales, sobre todo respecto a la presión regulatoria, y España en los últimos años es un claro ejemplo con la Reforma del Código Penal, que ha supuesto un cambio muy importante en la concepción del Compliance y en los modelos de gestión de los riesgos penales en todas las empresas y sectores, la aplicación del nuevo Reglamento Europeo sobre protección de datos personales o la nueva normativa de regulación de servicios financieros (MiFID II), entre otros.

Enric Doménech considera que “el informe de BDO de este año 2017 refleja que la responsabilidad sobre la gestión de riesgos ha llegado a lo más alto de las organizaciones, lo cual es una buena noticia y constituye la base para transmitir las líneas de actuación a toda la organización, así como la cultura de gestión de riesgos”.

Según Nigel Burbidge, socio global de Risk Advisory de BDO, “vivimos en un mundo en el que prevalece un riesgo elevado. Los recientes ciberataques a escala global nos remiten a un escenario de riesgos cambiante, en el que las amenazas que un día parecían lejanas hoy son inminentes y sus consecuencias están afectando a las personas, a las instituciones y a las economías. Los riesgos que hemos identificado requieren una aproximación ágil y multifacética, con una sensibilidad única hacia los numerosos agentes involucrados en cada cuestión, por lo que debemos trabajar juntos para mejorar nuestra resiliencia frente a los riesgos”.