• ¿CÓMO HA EVOLUCIONADO EL FRAUDE EN LOS ÚLTIMOS 15 AÑOS?
Informes:

¿CÓMO HA EVOLUCIONADO EL FRAUDE EN LOS ÚLTIMOS 15 AÑOS?

02-03-2018

Desde BDO pretendemos dar respuesta a esta cuestión basándonos en casos de fraude en el Reino Unido superiores a 50.000 Libras (aproximadamente 56000 euros) reportados en fuentes de información públicas.

Los resultados del estudio presentan un crecimiento exponencial de estos datos, desde unos minúsculos 1,5 millones de libras en 2003 hasta los 2,11 miles de millones de libras en 2017.

En 2003, el informe de BDO Reino Unido sobre ese año, asociaba la recurrencia de fraude a la evolución tecnológica. Se predecía en ese informe que, a medida que las condiciones económicas se iban ajustando y las organizaciones aumentaban el control y buscaban irregularidades activamente, más fraude salía a la luz encabezando titulares con casos escandalosos referentes a grandes cantidades de dinero.

Como refleja el último informe Fraud Track 2018, en realidad, a día de hoy el fraude parece estar creciendo a un ritmo más allá de lo que se pueda controlar y gestionar de manera efectiva. En este contexto, consideramos que la clave para desafiar al fraude y mitigar sus riesgos, depende de nosotros mismos, de nuestra concienciación y prevención y de una eficaz y eficiente respuesta al respecto. Afortunadamente, a día de hoy existen más recursos que nunca en la lucha contra el fraude.

Si bien es cierto que existen aún casos de fraude que no se denuncian, se observa que cada vez existe mayor proactividad en reportar el fraude y sus activos con ayuda de la Justicia en el ámbito penal o civil.

Actualmente hay expectativas de que el fraude será reportado e investigado, tanto internamente por las propias corporaciones, como por organizaciones benéficas, entidades del sector público y compañías que operan dentro de los sectores regulados. Así pues, las partes afectadas aparentemente ya no se conforman con simplemente ocultar el fraude o resolverlo internamente con la esperanza de que quede en el olvido como sucedía en ocasiones en décadas anteriores.

Este marco descrito en el informe "Fraud Track 2018-15 years od Fraudtrack" refleja una situación que pudiera ser extrapolable a España, donde sobre todo a raíz de la incorporación de reformas en el Código Penal desde 2010 cada vez más, las empresas están invirtiendo en programas preventivos y de compliance penal.

¿Cómo está contribuyendo la tecnología en la lucha contra el fraude?

Existe una gran variedad de soluciones tecnológicas para combatir el fraude de las que las empresas pueden disponer. Tradicionalmente se centraban en la detección de anomalías y en la aplicación de pruebas basadas en reglas a conjuntos de datos que generalmente comprenden datos estructurados (por ejemplo, de sistemas financieros).

A medida que la tecnología avanza, disponemos de herramientas técnicas mucho más sofisticadas que nos permiten monitorizar datos a tiempo real, lo cual es relativamente común en industrias altamente reguladas, como los servicios financieros. Por ejemplo, las transacciones de alto riesgo o las comunicaciones por correo electrónico o mensajería instantánea que contienen ciertas palabras/frases u otras propiedades, son marcadas automáticamente y trasladadas al equipo de compliance de la compañía para su revisión y evaluación

Existen asimismo una variedad de herramientas que utilizan inteligencia artificial para la lucha contra el fraude. Por ejemplo, hay sistemas informáticos preparados para manejar grandes cantidades de datos financieros para que puedan determinar automáticamente el riesgo asociado a cada transacción en un conjunto de datos. También se puede aplicar el análisis de sentimiento para detectar fraude, mediante el análisis del lenguaje utilizado en las comunicaciones para así poder identificar comportamientos sospechosos o de preocupación, por ejemplo previos a una auditoría.

En este contexto existen diferentes campos como el e-Discovery, e-Disclosure que se hacen imprescindibles para una buena gestión en la lucha contra el fraude o en el soporte digital en litigios.

Con tal fin, en BDO utilizamos herramientas de procesamiento de datos de última generación, gracias a los cuales podemos presentar los datos para su revisión utilizando la plataforma de revisión en línea segura 'Relativity'. Esto significa que independientemente de en qué lugar del mundo nos encontremos,  siempre y cuando haya acceso a Internet, se puede acceder a revisar dichos datos.

Estos servicios se pueden proporcionar en un caso determinado, de principio a fin, o en el momento que sea necesario, pudiendo ser utilizados por una firma involucrada en un litigio entre empresas, donde los abogados externos estén analizando datos para determinar la solidez, validez y alcance de las reclamaciones, o para recibir información revelada por la parte contraria en un caso en curso.