• LA GUERRA POR EL TALENTO SE GLOBALIZA
Informes:

LA GUERRA POR EL TALENTO SE GLOBALIZA

16-11-2017

En la primer edición del presente informe "Movilidad Global: Percepciones de la movilidad de los empleados en un clima de cambio", realizada hace cinco años, los empleados estaban claramente más dispuestos a considerar la reubicación internacional de lo que están en el presente ejercicio. 

El informe de BDO también reseña que cada vez más factores como la seguridad laboral o la familia influyen tanto o más que la remuneración a la hora de que el trabajador acepte una reubicación internacional o una expatriación. Debido al entorno cambiante, económico, político y social, la expatriación requiere cada vez más la aplicación de nuevos incentivos y apoyos por parte de las empresas, más allá de un incremento salarial. 

Si bien la seguridad laboral y las preocupaciones familiares continúan siendo los factores más importantes, los nuevos datos muestran que han surgido necesidades y deseos únicos más allá de la remuneración que deben cumplirse antes de que los empleados consideren la expatriación. Incluso después de que se ofrecen tales incentivos, los empleados muestran una menor disposición a mudarse, en comparación con los datos de la edición 2012 de este informe.

Las multinacionales españolas ponen el foco en la fiscalidad, es decir, garantizar al empleado que se desplaza, que no soportará ni más ni menos que el mismo impuesto que hubiese soportado en su país de origen, en caso de no haberse desplazado en asignación.

El hecho de que la mayoría de los empleados se trasladen a otro país si se ofrece suficiente dinero es cada vez menos efectivo, por lo que atraer al talento para considerar un cambio temporal de país, requiere mucho más que un incremento salarial.

El informe se realizó en los primeros meses de 2017 y contó con la participación de 20 países y aproximadamente 14.500 encuestados de: Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, Gran Bretaña, India, Italia, Japón, México, Polonia, Rusia, Sudáfrica, Corea del Sur, España, los Países Bajos, Turquía y los Estados Unidos.

A diferencia con otros estudios, el informe de BDO analiza la movilidad internacional de empleados desde una perspectiva innovadora, la del empleado, en lugar de la de la empresa, que es el enfoque tradicional en este tipo de informes.