• BDO crea un Brexit Hub

    Plan de contingencia para empresas ante el Brexit

BDO:

BDO BREXIT HUB-PLAN DE CONTINGENCIA PARA EMPRESAS ANTE EL BREXIT

14-12-2018

En Europa, el volumen de negocios, por todos los conceptos, con intereses en el Reino Unido asciende a 320 mil millones de euros, en el caso de España, cuarta economía de la UE, España fue el noveno país cliente del Reino Unido y el octavo proveedor. En el caso del tejido empresarial español, son relativamente pocas las compañías que cuentan con un plan estratégico de contingencia para prevenir los posibles riesgos comerciales.

Ante esta situación, BDO ha constituido un equipo global de expertos para asistir a las empresas de distintos países a elaborar un diagnóstico en función de la exposición de cada negocio ante los distintos riesgos derivados de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, y presenta un decálogo de aspectos en los que las empresas deberán poner el foco, con una serie de medidas y acciones fundamentales que las empresas deberían adoptar en caso de que el Brexit terminara en desacuerdo.

Ignacio Algás, socio de BDO y responsable del Brexit Hub en España, advierte que “es fundamental estar preparado frente a todas las opciones que puedan surgir y, de esta manera, poder hacer frente al resto de competidores. Es el momento de empezar a tener en cuenta los preparativos para adaptar el negocio y así lo estamos trabajando con nuestros clientes.”

Y añade: “desde BDO evaluamos todos aquellos factores internos de la empresa que pueden verse impactados por el Brexit (financieros, fiscales, laborales, de gestión, protección de datos, etc). Realizando planes de acción específicos para cada uno de ellos, minimizando así el riesgo de negocio asociado a éstos”.

Preparativos internos

Entre las acciones fundamentales que propone BDO para afrontar los distintos retos comerciales que pudieran derivar de un no acuerdo entre la UE y Reino Unido, se encuentran aquellas que las empresas españolas deberían realizar de manera interna.

Cadena de suministroEn primer lugar, las organizaciones deben evaluar su cadena de suministro y el impacto que generará el Brexit en su proceso de importación y exportación. En este sentido, BDO recomienda que las empresas realicen inventarios exhaustivos de sus productos, con sus características detalladas, determinar cómo afrontar los costes de demoras, cambios de precios o los posibles riesgos arancelarios.

En este sentido, analizar el origen económico de los productos es fundamental, ya que si se produjera un futuro acuerdo de libre comercio entre ambas partes, muchas empresas españolas podrían beneficiarse de acuerdos arancelarios.

En esta misma línea, las compañías deberán revisar sus estructuras de trabajo. Aunque muchas empresas se han visto obligadas a reorganizar sus organigramas después del proyecto BEPS aprobado por la OCDE, es fundamental reevaluar cómo se estructuran las empresas españolas con el fin de no entrar en conflicto con empresas inglesas. Por otra parte, después de la publicación del informe sobre la inmigración en el Espacio Económico Europeo, las empresas españolas que concentran mayor parte de mano de obra no cualificada deberán gestionar la presencia de sus trabajadores en Reino Unido.

Medidas externas

Dentro de las medidas externas que BDO propone para hacer frente a los posibles escenarios, se encuentra la solicitud de la Acreditación de Operadores Económicos Autorizados (AEO), que las empresas españolas deberán realizar para agilizar y facilitar las importaciones y exportaciones. Así mismo, será imprescindible que las empresas evalúen las restricciones en materia de importación/exportación de bienes por razones de salud y seguridad.

Por otra parte, es también conveniente que las compañías nacionales consulten si se les exigirá un registro completo del IVA donde venden sus productos, ya que cada país presenta diferentes requisitos en función de su pertenencia a la Unión Europea. Además, BDO aconseja que las empresas revisen y se adapten a las nuevas restricciones de protección de datos entre las distintos partes, ya que actualmente la Ley de Protección de Datos de Reino Unido no se adecúa a la que rige en la UE.

De esta manera, BDO analiza los distintos inconvenientes que pudieran surgir ante cualquier escenario para que las empresas españolas cuenten con un plan de contingencia con el fin de superar cualquier reto que se les presente.

Ir a Brexit Hub